No fue necesario gritar

Admito el error cometido, en días pasados, no era mi intención herirte con mis palabras. Reconozco que mis frases no se ajustaron a las circunstancias, lo único que logré fue hacer daño, algo que no es aceptable desde ningún punto de vista.

Ahora, sólo me queda pedirte perdón, y entender que para uno exponer sus ideas no es necesario gritar, y mucho menos lanzar improperios al aire. Prometo no volver a repetir este episodio.

Deseo con toda mi intención que este episodio pase al olvido cuanto antes, y seguir adelante con nuestra amistad sincera. Si tienes algo que decirme me gustaría que respondieras este correo.

Un abrazo

Temas relacionados

Es imperdonable el gesto que tuve, en dias pasados, contigo. Ni yo mismo me reconozco en mi actitud, me avergüenza sobremanera haber cometido esta improcedencia, no tiene justificacion alguna.

Ayer no fue un buen dia para mi, no se que me pudo haber pasado. Tratando de recordar como fueron los hechos no alcanzo a comprender la razon para haber perdido el control de mis actos.

Contacto

Estimado usuario, para ofrecerle un mejor servicio es indispensable que usted nos suministre la mayor información posible, medias: Largo, altura, ojo de malla, etc.

No ahorre esfuerzo en hacerle saber a nuestros asesores comerciales que uso le va a dar al producto en solicitud, con el fin de nosotros ofrecerle la mejor respuesta.